¿Qué es una segunda hipoteca o "junior-lien?"

Una segunda hipoteca o junior-lien es un préstamo que se toma utilizando la vivienda como garantía, mientras que todavía tiene otro préstamo garantizado por su vivienda. Los préstamos con garantía hipotecaria y líneas de crédito hipotecario son ejemplos comunes de segundas hipotecas. Algunas segundas hipotecas son “abiertas” (lo que significa que usted puede seguir retirando dinero en efectivo hasta el monto máximo del crédito y, a medida que paga el saldo, puede retirar nuevamente hasta el mismo límite) y otras segundas hipotecas son “cerradas” (en las cuales usted recibe la cantidad total del préstamo por adelantado y no puede volver a retirar).

El término “segunda” quiere decir que si usted ya no puede pagar sus hipotecas y su vivienda se vende para pagar las deudas, este préstamo se paga en segundo lugar. Si no hay suficiente capital para pagar ambos préstamos por completo, el prestamista de la segunda hipoteca no puede obtener el monto total que se le debe. Como resultado, los préstamos de segunda hipoteca a menudo tienen tasas de interés más altas que los préstamos de primera hipoteca.

Al tomar una segunda hipoteca, se aumentará su carga total de deudas. Cada vez que aumenta su carga total de deudas, usted se hace más vulnerable en caso de que experimente dificultades financieras que afecten a su capacidad para pagar sus deudas. Es importante saber que un gran riesgo con préstamos con garantía hipotecaria o líneas de crédito hipotecario es que si usted no puede pagar el préstamo hipotecario o una línea de crédito hipotecario, potencialmente podría perder su vivienda porque está utilizando el valor de su vivienda como garantía.

Consejo: Tenga cuidado al utilizar garantías hipotecarias para consolidar deudas con intereses más altos. Cuando utiliza garantía hipotecaria para pagar otras deudas realmente no las está pagando. Simplemente está usando un préstamo para pagar otro. Las tasas de interés pueden ser más bajas en el corto plazo, pero eso es sólo porque usted está utilizando su vivienda como garantía. El riesgo es que si usted no puede pagar el préstamo con garantía hipotecaria, podría perder su vivienda.

Además, si usted asume más deudas, eso podría dificultar el pago de esa nueva deuda y los préstamos actuales. Por ejemplo, tomar una hipoteca para pagar un préstamo de automóvil de cinco años puede hacer que usted haga los pagos y pague intereses adicionales durante diez, quince o treinta años. Tenga cuidado al cambiar una deuda a corto plazo por una deuda a largo plazo con un mayor costo para usted.

¿Fue útil esta respuesta?

Nota: No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.