¿Qué es una venta corta (short sale)?

Una venta en corto, que es un tipo de mitigación de pérdidas, es la venta de su vivienda por menos de lo que debe en su hipoteca. 

Una venta en corto es una alternativa a la ejecución hipotecaria (foreclosure), pero al ser una venta, usted tendría  que salir de su vivienda.

Si su prestamista o administrador hipotecario acepta una venta en corto, usted podría vender su vivienda para pagar la hipoteca, incluso si el precio de venta o ingresos resultan ser menos que el saldo restante de la hipoteca.

Si vive en un estado en el cual usted es responsable de cualquier deficiencia, es decir, cualquier diferencia entre el valor de su propiedad y la cantidad que aún debe en su préstamo hipotecario, usted tendría que solicitar al prestamista que no le cobre dicha deficiencia antes de proceder con la venta en corto. En algunos estados, después de una venta en corto, el prestamista podría demandarlo para cobrar la cantidad faltante. Conseguir una renuncia a la cantidad deficiente significa que el prestamista renuncia a su derecho y no le va a cobrar dicha cantidad. Si el prestamista renuncia a la deficiencia, obtenga dicha renuncia por escrito y guárdela en sus archivos.

Si elige esta opción, un asesor de vivienda aprobado por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) puede ayudarle a planificar sus próximos pasos. Aquellos prestatarios que quieren hacer una venta en corto también deben preguntar sobre la ayuda con los gastos de traslado a través de otros programas privados a veces conocidos como “efectivo por  llaves”.

Consejo: Use nuestra lista de comprobación para  más información sobre cómo evitar la ejecución hipotecaria.

¿Fue útil esta respuesta?

Nota: No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.